Dieselgate: ¿En qué consiste el fraude?

reclamacion a volkswagen

Dieselgate: ¿En qué consiste el fraude?

El 18 de septiembre de 2015, la Agencia Medioambiental de Estados Unidos (EPA) acusa a Volkswagen de haber instalado un software en determinados modelos de la marca con la finalidad de trucar los resultados de las pruebas con respecto a las mediciones de emisiones contaminantes.

El escándalo Volkswagen se destapa a raíz de un estudio encargado a la Universidad de Virginia por parte de la ONG International Council on Clean Transportation (ICCT). La verificación de gases contaminantes se realizó en un modelo de la marca, también alemana, BMW y en otro Volkswagen, siendo las mediciones del primero correctas y, por el contrario, evidenciándose que en el segundo las emisiones de óxido de nitrógeno (NO2) superaban entre 30 y 40 veces lo permitido por la ley. Este gas es considerado como cancerígeno y el número de coches afectados a nivel mundial se encuentra en torno a los 9 millones.

Concretamente, en territorio español, se estima que este subterfugio informático ha sido implementado en unas 683.000 unidades, comercializadas entre los años 2009 y 2015

Puede plantearse la duda del porqué de este engaño, a todas luces arriesgado, puesto que estamos hablando de una de las marcas de automóviles más conocidas e importantes a nivel de ventas mundial. La razón no puede ser otra que la económica, abaratar costes. Las casas automovilísticas declaran que deben invertir millones de euros para reducir las emisiones contaminantes de sus vehículos y así ajustarse a las normativas medioambientales vigentes. En vez de esto, optaron por instalar un software a coste cero o muy reducido para falsear los resultados en los bancos de prueba.

Todo esto nos lleva ahora a los consumidores que adquirieron un modelo afectado Volkswagen con motorizaciones afectadas. La inmensa mayoría de dichos consumidores se decantaron por un coche alemán de los mencionados por sus altas prestaciones ligadas a su bajo consumo y el respeto por el medio ambiente. Esto último, preservar o ayudar al medio ambiente, fue utilizado como gancho comercial por el grupo Volkswagen a la hora de comercializar sus modelos Bluemotion.

Daniel García Mescua



¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!