Soy accionista del Banco Popular, ¿puedo recuperar mi dinero?

asesoria legal banco popular

Soy accionista del Banco Popular, ¿puedo recuperar mi dinero?

Hace unas semanas se disparaban todas las alarmas con la compra, por parte del Banco Santander, del Popular en subasta pública por un euro. Aunque muchos quieren ver paralelismo entre este caso y el ocurrido hace ya unos años con Bankia, el caso es que este rescate no cuenta con antecedentes en el ordenamiento jurídico español pues es el primero que se lleva a cabo mediante el Mecanismo Único de Resolución, por lo que existen aún numerosas lagunas.

Pese a ello, si eres uno de los 300.000 accionistas, bonistas o inversores de deuda del Banco Popular que han visto desaparecer de la noche a la mañana todo su capital, debes saber que, a priori, sí puedes recuperar tu dinero, ya que el Banco Popular sigue existiendo jurídicamente y, por tanto, debe hacer frente a las reclamaciones que les sean presentadas. Además, aunque actualmente sigue funcionado como marca propia, esta entidad cuenta con el “paraguas” del Banco Santander, que en último término podría ser quién tenga que asumir dichos requerimientos como comprador y por tanto heredero Universal, lo que, en principio, da muchas garantías de éxito.

¿Cómo es el proceso?

 

Lo más recomendable es acudir en cuanto sea posible a un abogado especializado en derecho bancario para analice la viabilidad de su caso en particular y le asesore sobre la mejor estrategia judicial. Nosotros recomendamos, de forma genérica, acudir a la vía civil, como mejor estrategia con posibilidades de recuperar el dinero invertido. Además, este proceso es más rápido y más barato que una querella (vía penal). Lo que se puede recuperar por esta vía es el capital íntegro invertido en el Banco Popular y los intereses correspondientes. No tendremos resarcimiento del daño moral, pero recuperar el dinero invertido no es poco.

Existen diferentes estrategias de defensa de los intereses de los inversores en función del momento de la inversión, el tipo de producto financiero, etc. Así, el motivo principal para poder reclamar es que en la última ampliación de capital, realizada en mayo de 2016, el Banco Popular no reflejó la situación real de su balance, por lo que, en principio, todos aquellos que acudieron a dicha ampliación tienen derecho a presentar su demanda, basada en el vicio en el consentimiento. Aunque el plazo de prescripción en este caso particular es de 4 años, recomendamos iniciar el procedimiento lo antes posible; primero con un requerimiento previo para agotar la vía extrajudicial, y posteriormente, si no hubiese éxito, una demanda judicial. El tiempo siempre juega en contra del que reclama; así evitamos posibles intervenciones del Estado dilatando el proceso, como fue el caso de las cláusulas suelo.

Nosotros no somos partidarios de demandas colectivas, y como muestra un botón: la última macrodemanda de ADICAE por las preferentes de Caja Madrid. Si tiene que iniciar una reclamación contra el banco hágalo solo, será más rápido y efectivo.

¿Podré recuperar mi cláusula suelo?

 

Como abogados expertos en cláusulas suelo, debemos señalar que si reclamaste la tuya al Banco Popular no debes preocuparte en principio, al igual de si eres actual usuario de esta entidad y tienes una cuenta corriente en ella. Lo primero es acudir a un abogado que interponga la correspondiente acción de nulidad y ponga en marcha el proceso. Si no sabes si firmaste esta cláusula revisa si en las escrituras de tu vivienda aparece alguna limitación a la variabilidad del interés.

¡Recuerda! Si eres accionista del Banco Popular o tienes contratada una cláusula suelo con dicha entidad (o con cualquier otra), en Rlex te realizamos un análisis de la viabilidad del asunto de forma completamente gratuita. ¡Contáctanos!

Más información aquí



¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!